Relatos

Monteria "El Gavilán" El Molinillo (Toledo)

Presentamos la primera montería de nuestro calendario, El Gavilán.

Montería con buenas expectativas, ya que, era una montería de gestión donde se podían abatir reses sin cupo.

Se citó a los monteros a las 8:30 horas en un restaurante de la localidad del Molinillo para poder disfrutar del típico desayuno montero, unas migas con huevo, y acto seguido se procedió a realizar el sorteo de los puestos, de manera que todos los monteros pudieran optar a su suerte en los puestos. Se sortearon 52 puestos. El sorteo se realizó por armadas como habitualmente viene haciendo esta orgánica, ya que, es una manera de agilizar el sorteo y, que los monteros vayan cubriendo sus puestos temprano.

Antes de terminar de colocar todos los puestos, se empezaron a escuchar los primeros disparos, lo que hacia presumir que se iba a desarrollar una divertida montería. Una vez colocados todos los puestos en la finca, era el momento de que empezaran a actuar las rehalas. A las 11.30, 11.45 horas se produjeron las diferentes sueltas.

El tiroteo durante el desarrollo de la montería fue constante.

A las 15.30 horas, se dió por finalizada la montería. Los monteros acudieron a la casa de la finca para comer y disfrutar de un buen cocido. Era el momento de los postores, la gente de recoger reses y, los siempre admirables arrieros con sus mulos para retirar las reses abatidas durante el transcurso de la montería. Destacar como curiosidad, la gran cantidad de buitres que se concentraron en el cielo de la finca una vez terminada la montería llegando a disfrutar de algunas reses que no se habían recogido todavía y, que llegaron a destrozar y comer parte de algunas.

Fue contante la llegada a la junta de carnes de carros cargados de reses.

El resultado final de la montería fue de 62 venados(muy bonitos en sus trofeos),de los cuales alguno todavía padecía su delgadez de la reciente berrea, 109 ciervas de las cuales alguna venía un poco destrozada como consecuencia de los mordiscos de los perros, que no se pudo llevar el camión de la carne y, un jabalí que fue cogido por los perros de una de las rehalas.

La mayoría de los puestos pudieron tirar, aunque queremos destacar dos armadas(Los cierres) que estuvieron bastante flojas, ya que, las reses no rompían hacía sus puestos y se concentraban en la parte mas baja. La verdad, que esto es la montería, todos los puestos no tienen la misma suerte.

Agradecemos a todos los monteros su asistencia.

Un saludo.

La dirección de Mancha Ibérica.